Tu logotipo no es tu marca

Es más frecuente de lo deseado que los profanos del mundo del marketing confundan los conceptos de lototipo y de marca. Sin embargo, hay una deferencia de concepto muy importante que trataré de aclarar en este post.

Según la Asociación Americana de Marketing, LA MARCA es “un nombre, un término, una señal, un símbolo, un diseño, o una combinación de alguno de ellos que identifica productos y servicios de una empresa y los diferencia de los competidores”.

Hoy en día, la marca se ha convertido en una herramienta estratégica de suma importancia dentro del entorno económico actual debido a que no sólo se prentende vender un determinado producto o servicio, sino que además se venden sensaciones y emociones muy ligadas a la solución de la necesidad que tiene el cliente (rápidez, eficiencia, eficacia, amabilidad, profesionalidad…)

Dada la competencia que hay hoy en día en los mercados, no es difícil encontrar muchos productos y servicios muy similares entre sí. La marca es, además del principal identificador del producto, un aval que lo garantiza situándolo en un plano superior, al construir una verdadera identidad y relación emocional con los consumidores.

nike¿Quién no conoce este logotipo? Cuando se ve en una tienda o centro comercial, se ve el símbolo que diferencia a esta empresa de las otras que se dedican a vender productos deportivos. Sin embargo, intuitivamente la mente asocia a dicho simbolo una serie de emociones que la empresa desea transmitir y que la diferencian de otros productos: calidad, comodidad, imagen personal, precio, garantía…

Así, como es comprensible LA IMAGEN DE MARCA (percepción que tiene el público o los consumidores sobre lo que proyecta la firma) no se consigue en un día. Por el contrario, LA IDENTIDAD son los elementos que identifican y construyen la marca y se pueden gestionar a traves del branding.

Las personas eligen las marcas de la misma forma que a sus amigos, por afinidad. Por eso, los consumidores suelen desconfiar de marcas desconocidas.

Se podría decir que para que una marca tenga un buen posicionamiento, el público debe conocer la asociación entre el producto y el valor elegido (confianza, elegancia, juventud…) y el producto debe responder a lo que promete dicha marca.

En función de esto se realiza toda la comunicacion y publicidad dirigida a hacer llegar el mensaje que la marca desea transmitir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *